Stop mitos: Hablemos de anticonceptivos

Hoy mi post es algo diferente de lo que normalmente les publico, pero creo que es un tema importante para la salud de las mujeres. Les quiero hablar acerca de los métodos anticonceptivos.

Sí, de esos que todas las mamás y abuelitas dicen que son “antinaturales” o que “no deberías usar porque son malos”. A pesar de que nada de esto sea cierto, estos mitos siguen siendo una influencia en muchas mujeres quienes deciden no utilizar ningún método. Y es precisamente esa decisión que ha hecho que México sea el país miembro de la OCDE con el índice más alto de embarazos: 64 por cada mil adolescentes. Eso representa el 20% del total de embarazos en el país. Impactante, ¿no? Es por esto que quiero aportar algo para acabar con estos mitos.
¿Por qué es importante utilizar un método anticonceptivo? Principalmente porque es una manera de tener relaciones sexuales responsablemente, protegiéndose de un embarazo no planeado. Se pueden sentir abrumadas acerca de cuál método elegir, y para simplificar las cosas los podemos dividir en dos: hormonales y no hormonales.
  • Hormonales: los encontramos como pastillas, parches, inyecciones, implantes, anillos transvaginales. Estos métodos actúan inhibiendo la liberación del óvulo al útero, inhiben la movilización de los espermatozoides y crean un endometrio poco favorable para una implantación. Entre estos también se encuentra el SIU (Sistema Intrauterino) como el Mirena o Jaydess, que liberan hormonas dentro del útero, siendo uno de los métodos más eficaces en anticoncepción de larga duración (5 años) haciéndolos más efectivos que la T de cobre.
  • No hormonales: tenemos el condón masculino, el condón femenino, espermicidas, el diafragma, la esponja anticonceptiva, la T de cobre (DIU) y el capuchón cervicouterino. Estos son métodos de barrera y métodos químicos, que no inhiben la ovulación.
Después de informarme sobre los diferentes métodos, y tras de una asesoría con mi ginecólogo, me decidí por el SIU Mirena. Me parece que es el método más cómodo y confiable de entre todos los que existen, su alta eficacia anticonceptiva está dada porque actúa volviendo el moco cervical muy espeso, el cual funciona como un tapón que impide que los espermatozoides suban por el cuello del útero; también puede alterar la movilidad de estos y modifica la capa interna del útero (endometrio). Además ha demostrado menor índice de embarazos y falla comparado con la T de cobre. Otra de las ventajas que ofrece es que es es un método anticonceptivo que se aplica y se olvida, cuando te colocan el Mirena estás protegida ¡durante 5 años! no es un píldora que tengas que tomar diario, que era un gran problema en mi caso, con todas las distracciones del día a día. Además, me ha ayudado mucho con los cólicos de mi periodo (¡que es menos frecuente ahora! Los ciclos menstruales pueden durar menos días y disminuir el volumen de sangrado.). Y lo mejor de todo es que en México se puede conseguir de manera gratuita en cualquier centro de salud, ventaja que ningún otro país de América Latina tiene.
Espero que esta información les sea útil para decidirse por un método anticonceptivo y que mi experiencia les sirva para buscar orientación con su ginecólogo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s